EL CANTO DEL CISNE

      4 comentarios en EL CANTO DEL CISNE

Dicen que justo antes de morir, los cisnes entonan un canto mágico y celestial. Los pobladores de aquel lugar sin nombre afirman que es así. Se cuenta que en un remoto pueblito había un apuesto muchacho con especial afición hacia los cisnes. Todas las tardes iba al lago a leerles historias, compartía su merienda con ellos y los dibujaba en su cuaderno. Los cisnes, por su parte, dado que jamás han tenido la modestia por cualidad, se dejaban mimar y retratar. Se arremolinaban en torno a él en cuanto lo veían llegar, empujándose unos a otros. No obstante, su lucha por acaparar la atención del muchacho era en vano. Nadie les había dicho que él tenía ya una musa favorita. Cygnus. Así había llamado a un cisne hembra que había rescatado de las espinas de un rosal cuando era polluela. Aquel día el muchacho acudió a su ayuda. Cortó con cuidado los espinosos tallos que la mantenían retenida hasta lograr liberarla. Cygnus, tan bien educada como todos los de su especie, le agradeció con una reverencia. Fue el comienzo de una bella amistad. Pronto crearon un saludo secreto. La confianza aumentó y se ganaron el derecho a molestarse el uno al otro, él gastándole bromas y Cygnus tomando sus posesiones con el pico para luego echarse a volar. Los años pasaron y Cygnus pasó de ser una fea polluela de color pardo a una bella y estilizada ave blanca. Para el muchacho, lo que el tiempo le obsequió fue conocer el amor. Lo había encontrado en una joven de su mismo pueblo con intereses afines. Al cabo de un rato decidió que era hora de mostrarle su paraíso personal. Una presencia había ido a reemplazar a la otra, pues en cuanto el muchacho empezó a llevar a su nueva novia al lago de los cisnes, Cygnus dejó de aparecerse por ahí. Pronto los muchachos convinieron en sellar su amor. Una gran boda iba a celebrarse en el pueblo. A la misa asistió una muchacha muy hermosa. Nadie entre los invitados la supo reconocer. Tenía el cabello lacio y negro hasta la cadera, ojos profundos y brillantes como la obsidiana, labios rojos y mejillas sonrosadas, piel tan pálida que cegaba. Un vaporoso vestido blanco la cubría, cuando caminaba la falda se le agitaba como las olas del mar. Parecía una silueta sacada de un cuadro etéreo, irreal.La muchacha forastera se colocó en la hilera de los últimos asientos. Desde ahí se dedicó a observar, en silencio, lo que sucedía en el altar. La ceremonia transcurrió con aparente calma hasta que fue el momento de los votos matrimoniales. Para entonces la muchacha forastera ya se había ido. A ese punto, a los oídos de los presentes llegó un canto plañidero. Una canción que no era triste, sino tristísima. Si se prestaba atención podía escucharse una historia, una historia de amor. Como hechizados por la melodía, todos salieron de la iglesia en busca de la fuente del sonido. Sonaba igual a una trompeta tocada por los mismos ángeles. Quienes eran conocedores de música, de oído ciertamente más desarrollado, encontraron un símil al bello corno francés. Ahí en la fuente estaba el causante: un cisne con el pico bien abierto. El novio reconoció en éste a su amiga fiel y su corazón se quebró. Sabía que los cisnes jamás cantan, pero cuando lo hacen, lo hacen bellamente y como premonición de su propia muerte.Todos los presentes estaban conmovidos hasta lágrimas, rodeaban al cisne, inmóviles y en silencio. Hasta el viento había callado de pronto, en señal de luto próximo. Cuando el canto dejó de ser canto y solo se escuchó al cisne agonizar, el novio se acercó al ave, la sacó de la fuente y la tomó entre sus brazos. En ese preciso instante el cuerpo inerte del ave transmutó al cadáver de la muchacha forastera.El primer y último canto del cisne.

4 pensamientos en “EL CANTO DEL CISNE

  1. tony

    Quiero empezar dedicandote un saludo pues aunque no llevo ni 1 semana en este blog ya me lei todos tus historias(eceptuando la cancion del miedo o del terror ya no recuerdo) decirte que tienes un gran futuro cono novelista si es que no lo eres ya todas y cada una de tus historias estan muy entretenidas y todas dejan un significado sin igual felicitarte por estos trabajos agradecerte adema por haber subido una historia nueva y decirte que sigas haciendo lo que te gusta muchas gracias y decirte que si tiens un chat o un grupo en facebook o watsapp que me agregues a el para yo poder tambien conversar de lo que me gusta un saludo.

    Responder
    1. Admon Autor

      Es bueno saber que el trabajo que ponemos en manos de los lectores es de una acojida espectacular. Gracias a ti por leerte detenidamente las publicaciones del Blog.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *